Comunicación

De PITADAS Y REDAÑOS

1496058976_918793_1496059162_miniatura_normalFinal de la Copa del Rey. Suena el himno de España. El de todos los Españoles. El de la Constitución de 78. El mío. El tuyo. El suyo. Y estaban allí los de siempre. Los cobardes que se valen del grupo. Los de yo tengo la libertad de expresión para insultarte sin consecuencias. Los de tú no tienes libertad de expresión para opinar diferente a mi. Los de me valgo de tu dinero y tus recursos para pelear contra ti. Y ¿qué hicieron? Pues lo de siempre también, silbaron el himno, cantaron “Españoles, hijos de puta”,……., eso, lo de siempre.

Mi opinión, y la de muchos, muchos, muchos……, es que estos personajes, nos están insultando. Insultan a mi País, que es el suyo. Insultan mis sentimientos de pertenencia. Me insultan a mi como español.  Insultan a mi mujer, a mi hijo, a mis padres,…., nos insultan, impunemente.

Es también mi opinión, y la de la Ley del deporte y el Código Penal,  que los que insultan y agreden verbalmente, son susceptibles de generar violencia, y por lo tanto son susceptibles de sanción. ¿Es factible que algún día el público “no silbante” se cabree de verdad con el “silbante” y tengamos un episodio de violencia? pregunto, sólo pregunto.

Y sigo opinando. ¿No es cierto que las entradas para la Copa del Rey son nominativas asignadas a socios y abonados en su mayor parte?. ¿No es cierto que por seguridad, en todos los Campos de fútbol de España se graba al público, silbe o no? ¿Cuántas sanciones han caído sobre Clubs de fútbol, y aficionados identificados por insultar, por ejemplo a un jugador, o por poner pancartas ofensivas,………

Entonces, si se cumplen todos los requisitos y circunstancias para sancionar, ¿por qué gobierne quién gobierne, no se hace nada?. ¿Por qué mi Gobierno no defiende mi Bandera, mi Himno, a mi, a ti…, y permiten que se nos insulte?

Eso si, salen machitos que públicamente desde sus cargos públicos dicen que los que pitan el himno son hijos de puta, o que tienen en su casa un felpudo con LA ESTELADA para pisarla cada día. Pues estos están cayendo tan bajo como los que silban, y gozan de su mismo nivel de educación. Con el deportista no me meto, pero un Cargo Público que insulta gravemente a un Español (quiera éste ser Español o no) no debe de estar ni un sólo día más en su cargo. NO PODEMOS JUSTIFICAR ACTUAR COMO AQUELLOS CUYOS ACTOS CONDENAMOS.

Es mucho más sencillo. Aplíquese la Ley. Aplíquense sanciones EJEMPLARES. Su afición silba al himno de España, pues mire Ud, su equipo va a estar 5 años sin jugar la Competición en la que ha ocurrido tal circunstancia Y YA. Solucionado.

Miren, Francia-Tunez 2008, y se silba la Marsellesa (himno de Francia). Salió Sarkozy (Presidente de Francia) y dijo que a partir de ese momento, se suspendería cualquier partido en el que se silbara su himno. Sólo tuvo que decirlo públicamente y se acabó el problema, no ha habido más silbidos a La Marsellesa. Él hizo esta interpretación: el que silba mi himno, insulta a los míos, insulta mi patria.  ¿Tan difícil es entender esto? Presidente, ¿tan complicado te resulta?

A lo largo de mi vida he llegado a estar presente por motivos laborales, de ocio,… en más de 40 Países de 4 Continentes, y en ningún caso he observado la falta de “todo” de colectivo alguno hacia sus símbolos nacionales como en España. Hagan la prueba. Si se atreven o les apetece demostrar algo vayan a cualquier evento deportivo en Estados Unidos y silben su himno, vaya a Indonesia a cualquier celebración y cuando toque el himno Ud a silbar, o más radical, en cualquier mercadillo de Jeddah (Arabia Saudí) y empiece a proferir insultos contra su himno, su bandera….  ¿A que esto se podría calificar como actividad de riesgo? En los dos primeros ejemplos acabaría Ud detenido y seguramente molido a palos, en el tercero, ya se lo digo yo, con gran probabilidad sería lo último que Ud haría en su vida.

Si a Ud no le gusta mi himno pues tápese los oídos cuando suene. Si a Ud que nació Español no le gusta España, pues nada, arreando que el mundo es enorme y con mucho espacio, -Ud gracias a que vive en España y no en Corea del Norte tiene la libertad de abandonar el País cuando le venga en gana-, ejercite su libertad sin mesura, ¡Dele rienda suelta!. Además, puede hacer todo esto sin insultar.

Ahora, si Ud, como Español que es, lo que quiere es insultar a sus compatriotas españoles, imponer con otros como Ud sus ideas al resto porque si y a las bravas, sin tenernos en cuenta a todos los que convivimos con Ud, lo suyo -aunque no es lo que está pasando- es que le vaya mal, y más si utiliza el insulto y la falta de respeto como arma.

Miren separar Cataluña de España es una solicitud legítima y un sentimiento nacional razonable. Y la suerte que tienen Uds -los que silban- de vivir en España, es que pueden pedirlo libremente sin temor a que se les encarcele, castigue o ejecute. E incluso existen unos Órganos, donde Uds están representados, donde pueden plantearlo, pelearlo e incluso votarlo. Lo que Uds -los que silban- no pueden hacer es imponerlo porque si, porque para empezar Uds -los que silban- no son los únicos dueños de lo que quieren separar.  Todos y cada uno de los Españoles -silbemos o no- somos dueños de todo, todo, todo nuestro País.  Uds -los que silban- también son copropietarios. Si, alucinen, de todo, todito también.  Y su voto, vale un montón. Cada vez que vota,con su voto como copropietario de España, a Ud -que silba- se le otorga el derecho a opinar sobre lo que quiere Ud -que silba- que ocurra en toda España e incluso en Cataluña. Fíjese que poderoso es, el poder que tiene como participante de una democracia. Es impresionante, ¿verdad?. Sin embargo, Ud-que silba- no quiere esto. Quiere que que su voto valga más que el de los demás copropietarios, quiere ser el único con capacidad de decisión sobre una finca que es de todos. Para Ud -que silba- democracia significa “aquello que impongo con mi voto, no aquello que impone el voto de la mayoría”, la única mayoría que le interesa es la suya y la de los que piensan como Ud., y nos quiere arrebatar, robar, nuestro derecho como copropietarios a opinar y votar sobre lo que va a pasar en la finca de todos.

Le pongo otro ejemplo. Imagínese a uno de tantos Catalanes que vive en una casa unifamiliar. Es dueño de la casa, de la parcela, de las plantas del jardín, de los muebles, y venga, vamos a ser generosos, le ponemos también una piscina. Llega un buen día y ese honrado Catalán se levanta con unos deseos de independencia incontenibles, y los llama a Uds -los que silban- y les dice que el martes a las 12 h, unilateralmente su mujer, sus hijos y él acaban de votar en el salón de la casa y que ha salido por mayoría absoluta que se independizan de Cataluña y que su casa ya no es territorio Catalán (podría añadir ni Español, pero quiero centrar el ejemplo en Uds, ya saben, licencia del autor).  Que ya no les pasen los recibos de los impuestos municipales, ni las tasas, ni nada de nada porque se van a hacer autosuficientes, ni que se les aplique Ley alguna de las de Cataluña porque, claro, han decidido ser independientes.  Ud -que silba, pero no es tonto-, les dirá oigan eso no pueden hacerlo unilateralmente sin contar con la Ley, con las Normas catalanas, con los Gobernantes, con sus vecinos. Y añadirán, es más, aunque Uds crean que el terreno es suyo, realmente no es así, lo podría Ud vender a un francés, pero aunque el terreno fuera de un francés seguiría siendo parte de Cataluña y sometido por tanto a sus Leyes, y en ningún caso sería de Francia. Ud se lo ha dejado muy claro, se lo ha explicado y le ha informado que esta contra-Ley. Sin embargo, le ha salido un ciudadano cabezota. No se deja convencer. Tiene un deseo independentista que no es normal y le dice que pasa de la Ley Catalana y de los demás Catalanes, que él es el único con capacidad para decidir donde están su terreno, su casa y su piscina y que salga de su propiedad. Y Ud -que silba-, que tiene ese sentido de democracia individual tan elevado entiende al vecino y le deja libre en la “República independiente de su casa”. Que importa lo que puedan pensar o hacer los vecinos del Sr independiente, los gobernantes de su Municipio, los Gobernantes de su provincia, el resto de Catalanes, si este Sr votó con su mujer y sus hijos independizarse, si total, él y sólo él puede votar sobre su terreno y su casa. Seguro que Ud -que silba- como buen independentista aceptaría lo que este Sr ha votado en su casa. Y mañana en un pueblo de Lleida (observe que he dicho Lleida y no Lérida, porque yo a Ud y a su Lengua los respeto, aunque me silbe) hacen una votación para independizarse de Cataluña y Ud lo acepta. Y luego es la provincia entera de Lleida, y Ud lo vuelve a aceptar, porque, evidentemente, de acuerdo con lo que Ud,  como buen silbador, defiende, ¿quiés es Ud, como vecino pongamos de Girona,  para votar, o tan siquiera opinar sobre lo que decidan hacer los vecinos de Lleida?.  Nada nada, que se independicen.

Le doy 30 segundos para interiorizar el ejemplo. Respire con tranquilidad. Deje de silbar un momento y, pregúntese, ¿aceptaría TODO lo del ejemplo?. Si, lo sé. Ud no ha necesitado los 30 segundos, ni tan siquiera uno. Ud, que silba, pero que tonto no es, no aceptaría NADA DE NADA de lo que le planteo en el ejemplo. Entonces, ¿por qué quiere Ud que los demás aceptemos lo que Ud mismo no está dispuesto a aceptar?. Y lo más importante ¿por qué me insulta?   

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s